aviso  

Interbusca.com Tu punto de partida

publicidad publicidad publicidad
 

> Home > Alimentación > Nutrición > Enfermedades > Hepatitis A

Hepatitis A

La Hepatitis A es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Se transmite por el contacto con deposiciones de otro enfermo, por falta de higiene en el hogar o bien el el consumo de alimentos contaminados y deficientemente lavados (como verduras regadas con aguas no tratadas o en contacto con vectores, como moscas o cucarachas).

Puede afectar a cualquier persona y tener carácter epidémico en aquellos lugares que no cuenten con tratamiento adecuado de sus aguas servidas. En países más desarrollados la hepatitis A afecta principalmente a casos aislados de individuos, aunque han ocurrido epidemias que han llegado a cubrir grandes áreas en el pasado. Si bien hoy en día existen vacunas que pueden prevenirla, las condiciones de saneamiento ambiental y las normas de higiene al interior del hogar son la forma más eficaz de evitar su desarrollo.

CÓMO PREVENIR ESTAS ENFERMEDADES

Hay que cuidar el estado de los alimentosA la hora de comprar productos precocinados es mejor descartar los artículos que lleven carne o marisco a medio cocinar o los derivados del huevo. Antes de consumir algún alimento se tiene que comprobar si se ha cumplido la fecha de caducidad, se ha de fijar en los ingredientes que lo componen, para asegurarnos de que lo podemos tomar. También se mira el país de procedencia y el número de lote, para saber si ha habido alguna noticia de una posible infección de estos productos.

A la hora de almacenar los alimentos se ha de tener en cuenta la temperatura:Si se va a congelar que sea rápido y a 18 grados bajo 0 en un tiempo de 4 horas, para no perder los nutrientes. Para su descongelación es recomendable que se haga a través de un horno microondas. Durante la elaboración del alimento es recomendable seguir una serie de pasos:

  • Lavarnos las manos antes de manipular los alimentos.
  • Cocinar adecuadamente los alimentos. Lo alimentos poco cocinados pueden seguir teniendo bacterias.
  • No utilizar huevo crudo si después no va tener una intensa cocción (salsas, helados, tortillas poco hechas…).
  • Si la fruta se come con la piel se tiene que lavar bien.
  • Las hortalizas para ensalada se lavarán con agua y sumergirlas con agua y unas gotas de lejía.
  • Es aconsejable no comer comida recalentada, pero si no es así hacerlo en temperaturas elevadas.
  • Después de cocinar se debe servir inmediatamente o meterlos en la nevera.
  • Limpiar los utensilios utilizados en dicha manipulación.
  • No volver a congelar los alimentos que ya han sido descongelados.
 
 
 
 
 
Desarrolado por Hispanetwork