aviso  

Interbusca.com Tu punto de partida

publicidad publicidad publicidad
 

> Home > Alimentación > Nutrición > Grasas > Reflexiones sobre algunas grasas saturadas

Reflexiones sobre algunas grasas saturadas

Reflexiones sobre algunas grasas saturadas

La ciencia avanza a pasos agigantados y cada vez más ayuda a explicar porque tal alimento o planta medicinal es beneficioso o perjudicial.
Después de sus estudios sacan sus conclusiones que siempre son irrefutables... hasta que otro estudio lo consigue.

Uno de los casos mas increíbles ocurría hace unas décadas en España cuando compañías extranjeras querían introducir aceites vegetales diferentes al de oliva. Para ello no dudaron en demostrar "científicamente" que esos aceites eran mucho mejor que el de oliva.
Lo que está claro es que ningún alimento, por si sólo, es responsable de la buena o mala salud de un pueblo. Siempre es un conjunto de factores (dieta, clima, higiene, etc.).

A mi personalmente me gusta entender a ser posible "científicamente" el porqué una cosa es válida o no pero sobre todo siempre trato que predomine las evidencias.
Así si en el Mediterráneo todo el mundo cocinaba con aceite de oliva y éramos uno de los pueblos con menos colesterol pues algo habría de verdad. Ahora sabemos que el aceite de oliva es monoinsaturado y por ello muy conveniente.

Pero y ¿qué ocurre con el aceite de coco y palma?

Si vamos, como decía antes, a las evidencias lo que está claro es que todas las poblaciones del pacífico y algunas de Sudamérica deberían tener altísimos niveles de colesterol y estar plagados de enfermedades cardiovasculares ya que el coco es parte importante de su dieta.
La verdad es que no es así sinó más bien todo lo contrario.
Evidentemente hablamos de unos aceites ricos en ácidos grasos saturados pero hay que saber que estos pueden ser de cadena corta, cadena media y cadena larga.

Precisamente el aceite de coco aporta sobretodo ácidos grasos de cadena media. Ahora, por cierto, ya se empieza a hablar de sus beneficios para la salud (no se deposita en nuestro cuerpo como grasa en el tejido adiposo, ayuda a absorberle calcio y sobre todo sus propiedades antivíricas y antibacterianas son muy esperanzadoras.

Hemos de tener en cuenta que estas culturas además tenían una dieta baja en grasas y pobre en proteínas. Por supuesto si alguien quiere beneficiarse del aceite de coco o palma nuestro consejo sería que elimine entonces todas las otras grasas saturadas de la dieta (fritos, embutidos, quesos grasos y en general toda la grasas animal).

En el fondo la conclusión es que antes de aventurarnos a sacar conclusiones determinantes de si esto es bueno o malo hemos de ver las evidencias que nos muestra la naturaleza, no perder las cosas de contexto y ver que lo que para uno es un medicamento para otro es un veneno.

Datos del Autor:

Nombre: Josep Vicent Arnau
Contacto: JosepArnau@enbuenasmanos.com
Formación: Naturópata y Acupuntor

 

Artículo obtenido por: Enbuenasmanos Dietas

Este artículo ha sido visitado 7324 veces.

 
 
Imprimir RecetaRecomendar receta a un amigo/a
Valoración 1Valoración 1Valoración 1Valoración 1Valoración 1
 

Últimos comentarios

COMENTARIOVOTOFECHA
me parec indigante 107-10-2009
Parece que desconocen ustedes los beneficios de las grasas saturadas. Son transportadoras del exceso de colesterol para asi eliminar por las eces el exceso. Las grasas in saturadas y poliinsaturadas necesitan de mayores cantidades de Vitamina E. la oxidación es mayor en las grasas poliinsaturadas debido a su doble enlace químico, que es donde empieza siempre la oxidación, Jose Vázquez autodidacta526-06-2006
 
Añade tu comentario
Vota
Comentario
 
Enviar información
 
 
 
 
 
Desarrolado por Hispanetwork